El Blog de Projectum

Ley de propiedad horizontal

No comments

¿CÓMO ME AFECTA LA LEY?

Asumo que si no trabajas en este sector, no vas a saber qué es eso de la “Ley de propiedad horizontal”. Todo el mundo ha oído hablar ella, pero, ¿realmente la conoces? Pues créeme, te interesa, como propietario de un local o una vivienda, hay una serie de obligaciones que debes cumplir.

Lo primero que tienes que saber es que la Ley de propiedad horizontal rige la división y organización de edificios ocupados por un conjunto de personas (por ejemplo, un edificio donde resides no solo tu sino también vecinos).

Esta Ley de Propiedad Horizontal diferencia entre elementos privativos (tu vivienda) y elementos comunes, y marca los límites de las actuaciones que se pueden hacer en tu vivienda como las responsabilidades de las mismas.

A MODO DE EJEMPLO

En el caso en que decidas realizar una reforma en tu vivienda (a pesar de ser el propietario), debes saber que dicha ley te prohíbe cambiar elementos de la arquitectura del edificio, instalaciones o servicios cuando estos alteren la seguridad, tampoco puedes modificar la estructura exterior del bloque/finca o realizar acciones que perjudiquen los derechos de otros propietarios, a las anteriores se les añade la cláusula de que no pueden hacerse modificaciones de las áreas compartidas, lógicamente si tienes un área común con otro individuo no puedes alterarla a propia voluntad.

En resumen:

Para seguir deja claro que como propietario no estás autorizado a realizar (o permitir a algún inquilino) actividades que modifiquen o deterioren en edificio o puedan clasificarse como:

  • Una Actividad molesta (ruidos, temblores, humo, polvos, nieblas…)
  • Insalubre (tirar residuos poco higiénicos o que atenten contra la salud)
  • Nocivas (que atenten contra la agricultura, piscifactorías, bosques etc)
  • Peligrosas (aquellos ejercicios que puedan provocar explosiones, radiación etc)

Asimismo, es importante otros aspectos que también contempla la norma:

  • Respetar áreas comunes
  • Mantener apropiadamente la residencia de manera que no moleste a otros vecinos
  • Aceptar reparaciones en caso de necesidad
  • Permitir que en caso de reparaciones las personas que vengan a solucionarlo puedan acceder
  • Y por último, contribuir (en función de lo previamente establecido en el contrato) pagando lo correspondiente para la reserva de reparaciones que deben pagar todos los propietarios.

Como vemos la mayoría son muy obvias, normalmente nadie tiene explosivos en casa, ni tampoco creo que vayáis a tirar substancias peligrosas por el patio de vecinos, pero algunas pueden ser más puntillosas. Eso de no poder hacer ruido o vibraciones (cosas que suelen ir unidas los viernes o sábados por la noche) no todo el mundo lo tiene tan claro. Por ello, sea cual sea tu situación siempre es bueno informarse sobre los derechos y obligaciones que poseemos, y que así no nos pillen en ningún reniego.

ProjectumLey de propiedad horizontal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *